Anticoagulantes y vitamina K

La vitamina K es una vitamina liposoluble imprescindible para la coagulación de la sangre y para la fijación del calcio en los huesos. Sí, la vitamina K ayuda que el calcio ingerido se deposite en los huesos, evitando la osteoporosis, y no en las arterias produciendo calcificación arterial. Mayoritariamente se encuentra en alimentos de origen vegetal pero también hay una parte que la sintetizan las bacterias de nuestro intestino. Alguna vez habréis escuchado que las personas que toman anticoagulantes orales … Ver más