¿Es necesario comer 5 veces al día?

Desde hace años se ha dicho que para perder peso es necesario comer 5 veces al día comiendo más frecuente pero en pequeñas cantidad. Algunos de los motivos por los cuales se aconsejaba eran que ayudaba a aumentar el metabolismo basal, evitaba la pérdida de masa muscular y reducía la ansiedad.

La nutrición como toda ciencia está en constantes cambios y hace un tiempo decíamos que los huevos eran malos para el colesterol y ahora estamos recomendando aumentar su frecuencia de consumo pues se ha visto que no influye en el riesgo cardiovascular. Todo esto es debido a las constantes investigaciones científicas. Y con el tema de comer más a menudo pasa lo mismo.

Pero entonces, ¿Es necesario comer 5 veces al día? La respuesta es depende. Depende de cada persona, de la situación laboral o familiar en la que se encuentre, de la actividad física y de problemas emocionales. Todos estos aspectos influyen a la hora de elaborar un plan nutricional individualizado porque para conseguir el objetivo es imprescindible adaptarse a las circunstancias y necesidades del paciente.

En consulta vemos casos en los que los pacientes no tienen hambre entre horas y no sufren por llegar a la siguiente comida, en cambio existen otros que necesitan comer porque si no tienen mucha ansiedad y devoran todo lo que se encuentran por delante antes de llegar a la siguiente comida. En ambos casos no aconsejaremos lo mismo, según la anamnesis nutricional realizada en la primera visita valoraremos si es necesario hacer cambios o no. Por ejemplo, uno de los factores a considerar es la calidad nutricional de las comidas, sobre todo la del desayuno ya que se suelen añadir azúcares como galletas, madalenas o cereales (se incluyen las que encontramos en los supermercados en la zona de “dietética”).

Uno de los primero cambios para mejorar adherencia alimentaria y conseguir aportar nutrientes en cada comida, evitando las ansias de comer entre horas, es añadir grasas y proteínas de calidad. Estos nutrientes nos ayudan a reducir la necesidad de comer entre horas porque aumenta la saciedad. Aun así, si es necesario se podrían dar opciones de tentempiés saludables sin que sean light, cero o bajos en grasas. Ya que estos productos procesados están repletos de harinas y grasas refinadas de mala calidad, azúcares y aditivos que alteran el metabolismo del azúcar y del colesterol y se relacionan con ganancia de peso a largo plazo.

En resumen, si vemos que es necesario incorporar medias mañanas o meriendas llegando a las 5 comidas al día se hará, por el contrario si el paciente realizando 3 comidas al día se encuentra bien y no es imprescindible añadir nada entre horas la pauta se mantendrá sin llegar a las 5 comidas al día.

Siempre tenemos que escuchar a nuestro cuerpo, identificar el hambre real y el hambre emocional

Sí quieres saber más sobre la alimentación a seguir en hipercolesterolemia: https://cocinandosalud.net/dietas-especificas/#0101